NUEVAS FRONTERAS: ¡UNID FUERZAS Y A LUCHAR!

Hace relativamente poco tiempo, comenzaron a tener auge un tipo de videojuegos que cambiaron considerablemente la forma de jugar online y, también, la manera en la que los desarrolladores logran obtener un ingreso monetario que, curiosamente, resulta ser más justo para los usuarios del mismo.

PAY DAY 2 y PLAYER UNKNOWN BATTLEGROUND son dos ejemplos actuales y mega populares de juegos online. Lo curioso es que ambos se obtienen comprándolos pero por única vez. ¿Qué es lo que esto quiere decir? Solo debes invertir en adquirirlo, ya que dentro del mismo, no hay opciones para comprar mejoras (con dinero real) para tus personajes, solo las consigues por una sola vía: jugando.

Refiriéndonos exclusivamente a PAY DAY 2, que es un FPS (First Person Shooter), nos encontramos siendo parte de una banda de ladrones de bancos que se disponen en modo cooperativo, con equipos de cuatro jugadores, a robar bancos y hacer todo tipo de trabajos para la mafia.

Lo interesante de este juego es que las mejoras que obtenga cualquier jugador, solo beneficiaran a ese equipo de usuarios, dado que no se enfrentan a otros jugadores online, sino a la máquina, que según la dificultad de la prueba, enviara policías normales o al SWAT y/o al ejército.

Algo de lo que se venía experimentando en estos juegos era el fenómeno llamado “Pay To Win” (Pagar para ganar), donde cualquier persona con una tarjeta de crédito podía comprar mejoras que la dejaban muy por encima de los otros jugadores a los que se enfrentaba. De este modo, el juego se volvía totalmente injusto para aquellos jugadores que no contaban o pagaban con dinero real, y el avance dejaba de depender de habilidades para depender del poder adquisitivo de cada jugador.

Sin embargo, los desarrolladores no han perdido dinero o ganancias con esta modalidad, sino que han desarrollado otros medios para lograr dichos ingresos, sin perjudicar la experiencia del jugador. Entre dichos medios, está la venta de DLC (Donwloadable Content -Contenido Descargable-), que permite a cualquier jugador tener acceso a nuevas misiones, nuevas armas, o nuevos equipamientos. Como el juego es cooperativo, estas mejoras no solo ayudan al usuario que las compró sino también al equipo al que pertenece.

Cuando nos referimos al PLAYER UNKNOWN BATTLEGROUND la historia no es muy diferente. Estamos ante un juego online de mundo abierto, lo cual significa que permite explorar cualquier parte del mapa. Allí, 100 jugadores entran en batalla, todos contra todos, con posibilidad de jugar en equipos de hasta cuatro jugadores, y el ultimo (o los últimos, si están en equipos), que sobrevive, es el ganador.

Este juego se vende en modo “Early Accsses”, lo cual indica que aún se encuentra en desarrollo y que puede adquirirse a un precio más bajo que el que finalmente tendrá. Esta versión “beta”, se comercializa de esta manera para evaluar los pros y los contras del juego por parte de los usuarios. Tampoco permite la modalidad “Pay To Win”, con lo que las armas y accesorios que cada jugador va encontrando a lo largo del mapa serán su ventaja o no, a la hora de la batalla.

Podemos decir entonces, que estamos ante una nueva era de videojuegos, donde la experiencia del jugador es valiosa y se logra una inmersión tal en el universo planteado, que lo mantiene jugando largo y tendido en el tiempo, mediante la propuesta de nuevas metas y desafíos. Una veta más en la evolución del Gamer que quizás prefiera poner a prueba sus habilidades y no la capacidad de sus bolsillos.

 

original.jpg