LAS CRISIS Y LAS OPORTUNIDADES EN LA CONVERGENCIA MULTIMEDIAL Y LAS NARRATIVAS TRANSMEDIA (PRIMERA PARTE)

Actualmente, la pregunta que nos planteamos es, ¿qué hay que tener en cuenta en la producción audiovisual en tiempos y espacios de espejitos de colores digitales? La idea es compartir algunas reflexiones para la pregunta que está en el espectro, que será abordada en varias entregas para este ciclo de escritos en Clase Siete.

Para introducirnos al tema. La alfabetización alfanumérica, audiovisual y digital, requiere no solo conocer y comprender lasletras y palabras, sino también comprender las complejidades crecientes de los dispositivos, de las computadoras, sus programas y la construcción con imágenes y sonidos. Ahora mucho más, porque estamos inmersos y naturalizados entre pantallas y entornos de proyecciones omnipresentes que nos hacen creer que todos hacemos todo.

La primera línea a deconstruir es justamente esa, si todos hacemos todo. ¿Qué hay que tener en cuenta, en tiempos de espacios digitales para producir audiovisuales? Para iniciar este recorrido, vamos a distinguir entre algunos debates.

Hace algunos años, a partir de la computadora personal y los equipos hogareños, se planteó la idea de que todos somos productores y consumidores. ¿Qué les parece? Pensemos en el día a día. Todos tenemos el talento, la vocación y si fuera así, genial, también tenemos el poder destinar nuestro tiempo, para hacer todo al mismo tiempo. Además, somos buenos guionistas, productores, realizadores, fotógrafos y editores de nuestras producciones. Asimismo, en relación jerárquica, y basados en el principio ¿Qué es lo que queremos hacer?, tenemos una relación de dependencia y de variables en cuanto a la complejidad del guión, del rodaje y de la posproducción. En este sentido,  se naturalizó la aventura de la producción y nos hace creer falsamente que todo es en un clic, en soplar y hacer botellas. Lamentamos informarles que NO.      

En consecuencia, decimos que el audiovisual es una obra colectiva que motiva trabajo en equipo y el grupo tiene que tener un objetivo común. Si usted puede y quiere hacer todo, se debería poner en cada etapa el rol y en el perfil que cada tarea conlleva para lograr sus objetivos. Aunque parezca sorprendente, seamos clásicos, modernos o posmodernos, tenemos que empezar por el guión. Estas primeras tareas son denominadas como el desarrollo del proyecto. Este desarrollo requiere la materialización del discurso. Las tareas del diseño de los personajes y la historia, el contexto en el cual se va a audiovisionar, con el desarrolloartístico, y si tienen dudas de la importancia de la investigación artística, hagan un paseo por las búsquedas artísticas globales y locales.

A fin de ejemplificar con solo algunos de los  tantísimos directores posibles y variados, tenemos a Hugo del Carril, Carlos Hugo Christensen, María Luisa Bemberg a  Walt Disney, Alfred Hitchcok y hasta algunos más contemporáneos, Jane Campion, Tim Burton, David Lynch, Lucrecia Martel, Adrián Israel Caetano, Damián Szifron y siguen los nominados.

El  guión, puede ser un guión de hierro, o puede seruna guía grande, es una línea de acción que dirige a un equipo de dirección y producción, en todos sus recursos artísticos y técnicos para tirar todos juntos hacia el objetivo del audiovisual. 

En conclusión, en esta primera etapa, del diseño audiovisual en el contexto digital, también se empieza por la idea, por el tema, la premisa, que se plasman en el guión literario, en el guión iconográfico y al llegar a la realización propiamente dicha, la factibilidad que se traduce con el guión técnico,  para materializar la obra que va iniciar en su edificación audiovisual.

Seguimos en la próxima entrega...