ADAPTACION: DEL CINE AL VIDEOGAME

Fragmento de un capítulo del libro “ENJOY” (Ramiro San Honorio – Roberto De Matteo)

 

¿Cómo transformar los elementos del relato en función del formato al que será llevada la obra original, sin perder de vista el lenguaje de cada uno? Esa es una de las primeras preguntas que debemos hacernos, porque se refiere a una regla de oro de la adaptación: cada lenguaje tiene sus códigos, fortalezas y debilidades, y lo que funciona para uno, no necesariamente funciona para los demás.

Dicho esto, hablaremos de la adaptación de películas y series de televisión, a Videogames. Un tema complicado, porque lleva consigo varias discusiones. Pero antes de adentrarnos en eso, debemos establecer una de las diferencias fundamentales entre un formato y el otro: en el Videogame, el protagonista es lo que llamamos “avatar” y en los formatos audiovisuales tradicionales, es lo que llamamos “personaje”. El avatar está definido, primordialmente, por características extraordinarias que nos conectan con nuestro mundo de fantasía, en el que podemos ser súper héroes que tienen súper poderes. Alejado del mundo real y cotidiano, nuestro avatar lleva a cabo misiones imposibles de ser realizadas por un simple mortal. Por aquí elijo comenzar, ya que el protagonista de un relato, es uno de los elementos constitutivos más importantes. En el caso del Videogame, se podría decir que todo gira en torno a este elemento y que la conexión con el Gamer, se logra satisfactoriamente, cuando se tiene un avatar inigualable.

Ahora bien, volviendo al tema de la adaptación, dentro del basto mundo de Gamers, los Videogames que están basados o adaptados de una obra audiovisual, no tienen una gran adhesión y esto tiene una lógica que no es descabellada. Uno de los principios fundamentales del videojuego, es el de “arma tu propia aventura”. Esta dinámica tiene un atractivo fundamental: el suspenso. No saber a qué será sometido nuestro avatar, hace que la adrenalina se agite y nos entusiasme la idea de enfrentarnos a lo desconocido. En el caso de los Videogames adaptados de una obra audiovisual, tienen la particularidad de que el Gamer conoce de antemano cuál es el final de la historia. Esta característica, altera de manera considerable el factor suspenso y el atractivo de los Videogames adaptados, se centra en otras cuestiones.

Podríamos preguntarnos entonces, ¿por qué razón se adaptan el Cine y la TV a Videogames? O visto desde otra perspectiva, ¿tienen un público cautivo? Sí. Los fanáticos de la obra audiovisual. No es fácil ver morir a Harry Potter en las manos de Lord Voldemort una y otra vez, pero para los fanáticos de la saga, pesa más el hecho de convertirse en sus personajes favoritos a través de un avatar, y controlar sus súper poderes mediante un joystick, para vivir una y otra vez las aventuras a las que son sometidos en la historia original. Podemos decir, entonces, que uno de los atractivos principales de este tipo de adaptación, es la cercanía con la posibilidad de “casi” concretar nuestra fantasía de ser otro que vive en un mundo utópico y que puede hacer todo aquello con lo que soñamos de pequeños: domar bestias, volar, atravesar paredes o hacer magia.

Existen otros casos, en los que, si bien se realiza la adaptación, se efectúa a partir de un punto de vista diferente al de la obra original, utilizando, por ejemplo, el recurso del villano como protagonista del Videogame. Esto le da cierta frescura a la adaptación, porque toma como base la obra audiovisual, pero desde una perspectiva innovadora que le presenta al Gamer, un abanico de posibilidades de exploración completamente nuevas.

Por todo esto, es que al momento de realizar una posible adaptación de Cine y/o Tv a Videogame, debemos tener en consideración algunos puntos fundamentales:

  • No todas las historias audiovisuales tienen potencial para ser adaptadas a Videogame. El género es crucial al momento de tomar una decisión.
  • No todos los personajes pueden convertirse en un avatar ideal, deben estar dotados de alguna cualidad extraordinaria (no necesariamente un súper poder) que los diferencie de un personaje ordinario, de modo que esté ligado al plano de la fantasía.  Por otro lado, deben ser personajes de acción que le den movimiento a la historia; un personaje dialoga más de lo que hace, no es un personaje apto para ser convertido en avatar.
  • La trama debe ser lo suficientemente “amplia” para estructurar el juego por niveles claramente definidos. A su vez, ofrecer los elementos suficientes para crear nuevos pequeños obstáculos entre un objetivo y otro.

Y recuerden: a la hora de adaptar, no sólo debemos ser fieles a la obra original, sino a nosotros mismos y a nuestras ideas. Ese, es el mejor camino hacia una buena adaptación. 

Para más información sobre el libro Enjoy! ingresar aquíhttp://clasesiete.com/biblioteca-compra/enjoy-edicin-en-espaol